EL APANDO REVUELTAS PDF

Shelves: fiction Great, really great. The translators deserve a prize. At less than 13, words, and written by Revueltas while he was a guest at Lecumberri Prison in Mexico, The Hole tells the story of Polonio, the Albino and the Prick and their plan to smuggle heroin into the prison theyre jonesing for a fix. The story is told in one unfolding paragraph, a barrage of words that mimics I have to assume the experience of living in a narrow cell where the only access to the outside world is a hatch large enough for a plate of soup and a small hole to see through. The edition I read came with a very good Introduction by Alvaro Enrigue that provides background for Revueltas who was a political prisoner and historical context. You can and should read it in one abbreviated sitting.

Author:Gogor Akinojinn
Country:Iran
Language:English (Spanish)
Genre:Finance
Published (Last):2 September 2010
Pages:92
PDF File Size:2.77 Mb
ePub File Size:16.18 Mb
ISBN:798-5-15290-177-8
Downloads:33170
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Brazilkree



Estaban presos. Todo era un no darse cuenta de nada. De la vida. La cosa era que de cuando en cuando lanzaba un suspiro espeso y ronco.

Nadien, este plural triste. De nadie era la culpa, del destino, de la vida, de la pinche suerte, de nadien. Por haberte tenido. El ojo sano y la flor resultaban nauseabundos, escalofriantes. Era con ese ojo muerto con el que miraba a su madre en las visitas, largamente, sin pronunciar palabra.

Polonio se rio y las dos mujeres, Meche y La Chata igual, contentas por lo maciza, por lo macha que resultaba ser la vieja con haber aceptado. Pero bueno: claro www. Mo-nas hi-jas- de to-da su chin-ga-da ma-dre, cabronas lesbianas. Fue necesario improvisar nuevos planes y la encargada de llevarlos a cabo era Meche, la mujer de Albino. Estaba buena, mucho muy buena, pero era honrada, lo que sea de cada quien. Al otro lado del contrafuerte solar, la figura de El Carajo, rencorosa y muda, se desdibujaba en la sombra.

La visita. La droga. Era un verdadero estorbo este tullido. Estaba decidido a matarlo, decidido con todas las potencias de su alma. La cosa era verlas llegar, verlas entrar www. La madre era lo importante. Que pasara, que pasara, que la pinche vieja pasara con los treinta gramos metidos en los entresijos. A falta de otra palabra, llamaban huelga a esto que iba a ocurrir: huelga de mujeres. En este caso Albino, el Bautista en turno sobre la bandeja. Madres, esposas, hijas, muchachos, muy pocos hombres maduros, dos o tres en cada grupo, el aire receloso, la mirada baja.

La envidiaba con ganas. Un poco alejada de Meche, la madre de El Carajo se aproximaba renqueante, taimada.

Pero porfiaba sin fuerza, sin esperanza. Los ojos de las dos mujeres giraron hacia la voz: era su hombre. Pero faltaba la mula vieja de la madre, tardaba la infeliz. Puras mentiras. Estaban salvados. La cabeza, a sus espaldas, reclamaba, apremiante, nerviosa, con asomos de histeria. Era muy posible que la madre no escuchara en realidad. Estaba muy seguro de la eficacia de su trampa. Ahora estaban solos con el Comandante y los tres celadores, encerrados en la misma jaula de monos.

Cuatro contra tres; no, dos contra cuatro, habida nota de la nulidad absoluta de El Carajo. La pelea era callada, acechante, precisa, sin un grito, sin una queja. Pensaban, a la www.

Febrero-Marzo 15 , www.

DEVOJKE IZ KRAJA MASA REBIC PDF

José Revueltas: El apando

.

HRONES AND NELSON ATLAS PDF

Enciclopedia de la Literatura en México

.

IEC 60059 PDF

Entradas recientes

.

Related Articles